Desde el 1 de Enero de 2018, Cuba eliminó el trámite de Habilitación de Pasaporte cubano que permitía la entrada a Cuba de emigrados cubanos. Esto quiere decir que desde esa fecha, los cubanos declarados emigrados, incluyendo los que salieron ilegalmente del país, podrán ingresar a Cuba con su pasaporte cubano, siempre y cuando éste haya sido validado y actualizado segun correspone.

Esta medida tiene como excepción para su entrada a Cuba, a los ciudadanos cubanos que salieron ilegalmente por la Base Naval de Guantánamo, quienes de momento no podrán regresar nunca a Cuba. Tampoco se le permitirá la entrada a los que abandonaron misiones médicas, diplomáticas, delegaciones deportivas o de otro tipo, hasta no cumplir 5 u 8 años (según corresponda), posteriores a su salida.